fbpx
Este artículo habla acerca de la relación entre trabajo remoto e impuestos. La imagen es acorde.

¿Qué pasa con los impuestos si hago trabajo remoto?

El trabajo remoto es una tendencia global en vertiginoso crecimiento. Te contamos todo lo que debes saber para ahorrar en impuestos y no pagar de más.

Si eres empleado de una empresa y recientemente comenzaste a hacer trabajo remoto, no estás solo. A raíz de la pandemia que comenzó en 2020 y gracias a los avances tecnológicos de las últimas décadas, millones de empleados vieron sus rutinas de trabajo transformarse de forma radical a favor del teletrabajo o trabajo remoto.

Hoy en día, quienes se pasan a esta modalidad deben invertir gran cantidad de dinero en acomodar sus nuevos espacios laborales. Si haces trabajo remoto probablemente tuviste que pagar o mejorar cosas como escritorios, impresoras o internet de alta velocidad. Y muy probablemente la mayoría de estos gastos los pagaste de tu propio bolsillo.

Históricamente, uno de los grandes beneficios de trabajar desde el hogar era la posibilidad de deducir impuestos por tener oficina en casa, entre otras ventajas.
Entonces, ¿sigue siendo posible deducir impuestos por trabajo remoto?

Desafortunadamente, desde la implementación de la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos (TCJA), que se introdujo como parte de la reforma tributaria en 2017, ya no es posible deducir impuestos por trabajo remoto como empleado.

Esto también causó que muchas personas se trasladaran de forma temporal o permanente fuera de las grandes ciudades, donde los impuestos son menores.

En Futuro Tax te contamos todo lo que debes saber para minimizar tus gastos de trabajo remoto y quiénes aún pueden calificar para solicitar deducciones fiscales.

¿Quienes aún pueden solicitar una deducción de impuestos por trabajo remoto?

Felizmente, la reforma tributaria no eliminó por completo la posibilidad de solicitar una deducción por trabajo remoto. Si eres un trabajador por cuenta propia, estás de suerte. Todavía puedes acceder a varios beneficios fiscales.

Por otro lado, existen algunos criterios especiales por los que un empleado que trabaja desde su casa puede calificar para pedir una deducción impositiva para los gastos que no fueron reembolsados por su compañía.

Algunos ejemplos son quienes tienen gastos de trabajo vinculados a discapacidades, algunos oficiales del gobierno (local o estatal), quienes forman parte de la reserva de las Fuerzas Armadas y algunos tipos de artistas.

Si calificas para alguno de estos grupos, además tendrás que demostrar que tus gastos de trabajo remoto son gastos ordinarios y no de lujo, que los realizaste durante el año fiscal actual y que son absolutamente esenciales para tu trabajo.

¿Qué pasa con los impuestos estatales y el trabajo remoto?

Como sabemos, las regulaciones estatales varían, y la forma de cobrar impuestos a los trabajadores remotos también.

Usualmente, debes pagar impuestos para el estado en el que realizas tu trabajo. Es decir, que si tu compañía está radicada en un estado diferente al tuyo, aún debes pagar impuestos para el estado donde vives.

Si no estás seguro de en qué estado debes pagar tus impuestos o a qué deducciones puedes acceder, escríbenos y podemos ayudarte a resolver todas tus dudas. En Futuro Tax trabajamos para que vivas con tranquilidad.

¿Soy empleado o contratista independiente?

En última instancia, es la IRS la que decide si se te considera fiscalmente un empleado o un contratista. En cualquier caso, es importante que lo sepas para presentar correctamente tus declaraciones de impuestos y no perderte de solicitar deducciones a las que tienes derecho.

Si recibes un Formulario 1099-MISC al comienzo de tu año fiscal, entonces la IRS te considera un contratista independiente. En ese caso, puedes presentar un Anexo C al Formulario 1040 para deducir gastos vinculados a tu negocio.

Otras estrategias:

¡Guarda tus recibos! Trata de llevar un registro preciso de todos los gastos que haces vinculados a tu negocio. La IRS recomienda usar un registro escrito pero también puedes llevarlo con una aplicación para teléfono móvil o en una planilla de Excel.

También es buena idea tener a mano evidencia de pago de todos tus gastos vinculados a impuestos. Esto incluye cheques cancelados, recibos de ventas detallados o el resumen de tu cuenta bancaria.

Si utilizas tu auto personal para hacer viajes vinculados a tu negocio, o cubres los viáticos de tu bolsillo, podrías tener derecho a solicitar una deducción de los impuestos a tus ingresos. Recuerda que no puedes deducir los gastos que tu compañía ya te ha reembolsado o te reembolsará en el futuro.

Este artículo habla acerca de la relación entre trabajo remoto e impuestos. La imagen es acorde.
¿Qué pasa con los impuestos si hago trabajo remoto? 2

Existen otras formas de deducir impuestos relativos a viajes por trabajo, pero te recomendamos que nos escribas para que podamos ayudarte a resolver todas tus dudas.

Declarar correctamente los impuestos para quienes hacen trabajo remoto puede convertirse en una tarea muy compleja y demandante. Además, es muy fácil perderse oportunidades y deducciones si no estás al día con las regulaciones fiscales.
Por eso, en Futuro Tax te ofrecemos un servicio completo y confiable para administrar todos tus impuestos de la forma más sencilla y eficiente. ¡Ahorra dinero y vive tranquilo! ¡Contáctanos!

Compartir

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Entradas recientes